lunes, 27 de junio de 2011

FINAL DE CURSO

Está claro que la base del triunfo es el esfuerzo. Hoy, que vivimos tiempos de crisis, es más necesario que nunca que seáis conscientes de que la indolencia, la apatía, la dejadez, el “yo de esto paso”, el “a mí esto me da igual”, no son actitudes positivas.
Hay que seguir esforzándose para continuar aprendiendo más, para recibir una formación más profunda, más adecuada a vuestras aptitudes intelectuales, y que os haga más fuertes ante la adversidad.
Haced caso de aquellos que os digan que ahora se arrepienten de no haber estudiado. No sigáis la senda del “camino-rápido”, de lo fácil. Disfrutad de cada instante de vuestra vida y pensad que todo lo que hagáis ahora será para el bien de vuestro mañana.
Habrá quien os diga que “yo conozco a uno que sin hacer nada, míralo tiene móvil, casa, coche…”. Quizá ese, cuando le vengan torcidas, estará menos protegido que vosotros qué vais a confiar vuestro esfuerzo a la formación y el estudio. Eso es lo único que nadie os podrá quitar nunca.